Romero, una planta para todo.

Romero, remedios caseros.

   Romero; es un arbusto leñoso de la familia de las labiadas, nativo de la región mediterránea, que puede llegar a medir hasta 2 m de altura. Sus hojas son compuestas ,de color verde por enfrente y blanca por el revés. El romero se emplea tanto en la medicina natural como en la cocina, la perfumería y la cosmética.

 

 

   En el mundo gastronómico, se utiliza  como condimento en platos fuertes y grasos, asados, guisos, escabeches y sofritos; también puede ser utilizado para dar aroma a caldos y salsas.

   Se obtiene aceite de romero poniendo varias ramas en aceite de oliva; se utiliza para aliñar ensaladas.

 

   Propiedades curativas.

   Es una de las plantas más útiles en el mundo de la medicina natural.

   Por vía interna:

   Contribuye a equilibrar el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.

   Resulta eficaz en caso de gases o flatulencia y espasmos gastrointestinales y, además, contribuye a una buena digestión.

   También sirve para combatir la anemia y favorecer la recuperación de las afecciones respiratorias  gripe, asma y catarros.

   Por vía externa:

   Es cicatrizante, analgésico y excelente para las afecciones del cuero cabelludo.   

   El aceite de romero o sencillamente las hojas maceradas en vino se usan, sobre todo, en forma exitosa contra reumatismo y dolores de las articulaciones y en el tratamiento de contusiones, heridas y eccemas.

 

 

   Remedios caseros con el romero:

   1. Remedio para las úlceras o cualquier clase de heridas:

     Hervir  30 gramos de hojas de romero en un litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y dejar refrescar. Luego, lavar, varias veces al día, la parte afectada.

   2. Remedio para los nervios y fiebre:

   Hervir 15 gramos de romero con la flor en un litro de agua durante 10 minutos y beber 4 tazas durante el día.

   3. Remedio para los piojos:

   Hervir 30 gramos en medio litro de agua durante 5 minutos y friccionar el cuero cabelludo; dejarlo durante 15 minutos.

   4. Remedio para llagas:

   Preparar con 40 gramos de romero, tomillo, nogal y lavanda, y mezclar en 1 litro de agua. Aplicar sobre las llagas.

    5. Remedio para facilitar la digestión: 

   Hervir 20 gramos de hojas de romero y cinco gramos de hojas de albahaca en medio litro de agua durante 7 minutos. Tomar una taza después de la comida.

   6. Remedio para combatir la fatiga:

   Mezclar 25 gramos de hojas desecadas de romero, 20 gramos de hojas de salvia y 15 gramos de miel en un litro de vino blanco, y calentar a baño María durante 20 minutos. Beber una taza al día.

   7. Remedio para el asma, la gripe y el resfriado:

   Colocar una rama hervida de romero en medio litro de agua, hasta que el líquido se reduzca totalmente. Mientras que, esto sucede, la persona se debe acercar al recipiente y respirar los vahos.

   8. Remedio para los gases intestinales:

   Verter 10 gramos de flores en un litro de agua hirviendo. Retirar del fuego, tapar y  luego colar. Tomar una taza de esta infusión después de las comidas

   9. Remedio para la colitis:

   En primer lugar, calentar 1 litro de agua y al primer hervor, agregar 50 grs. de romero. Además, dejar reposar y colar. Tomar 3 tazas al día..

 

   Prevención:

   Debido a que el romero es carminativo y colagogo, resulta un poderoso emenagogo natural lo que hace que su consumo, en dosis altas, pueda ser abortiva.

   Sobre todo, ante cualquier duda consulte a su médico.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

 

Compartir Publicación: