La Espirulina, un alga ¡casi perfecta!.

La Espirulina, un alga con grandes cualidades.

   La espirulina es una microalga de agua dulce de la familia de las algas cianobacterias o azul-verde, es un microorganismo que existe desde hace 3,5 mil millones de años. Crece naturalmente en las cálidas aguas de lagos de India, Chad y México.

 

 

   Es un producto natural, las vitaminas y minerales que contiene,así mismo, podrían tener mayor biodisponibilidad que los suplementos alimentarios químicos.
   Tiene un alto contenido de betacaroteno, precursor de la vitamina A, se convertirá en vitamina A según las necesidades del organismo, sin el riesgo de sobredosis como puede ocurrir con los suplementos vitamínicos A. Su riqueza en hierro y vitamina B12 podría ser un buen aliado para los deportistas o las personas anémicas o que experimentan mucho cansancio.

   También, contiene vitamina E (un potente antioxidante), proteínas, minerales y oligoelementos: calcio, fósforo, magnesio, zinc, cobre.

   Es rica en clorofila y ficocianina, un pigmento con propiedades antioxidantes.

 

Diferentes modos de presentación de la Espirulina.

    Se puede encontrar en forma de polvo para ser añadido a los alimentos (líquidos o sólidos), cápsulas o tabletas.     Cuando el medio en la que se cultiva está contaminado en la espirulina se acumulan metales pesados, por lo tanto hay que prestar atención al origen geográfico de la espirulina.

 

¿La espirulina ayuda a adelgazar?.

   No, la espirulina podría tener un efecto en la saciedad debido a su alto contenido de proteínas – entre 50 % y 70 % .

 

¿Quién no debe tomar espirulina?.

   Las mujeres embarazadas y las lactantes no deben consumir espirulina, así como las personas que tienen gota. También swe encuentra desaconsejada para aquellos que sufren de fenilcetonuria.

   La espirulina puede tener efectos adversos; como náuseas. Por lo tanto, es recomendable comenzar a consumirla en cantidades pequeñas e ir incrementando su ingesta poco a poco.

Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

 

 

Compartir Publicación: