Los arándanos, ¡Una fruta del bosque!.

Los arándanos …   

   Los arándanos son unos frutos del bosque con propiedades antioxidantes muy marcadas y, por tanto, que previenen enfermedades relacionadas con la degeneración de los tejidos por acción de los radicales libres, como cáncer, enfermedades cardiovasculares y degenerativas, entre otras.

 

 

   La forma de preparación de estas frutas (frescas, en zumo, endulzadas…) influye mucho a la hora de preservar estos antioxidantes.

¿Porque crece año tras año el consumo mundial de arándanos?.

   El arándano es una baya procedente de la familia de arbustos de las ericáceas (género Vaccinium). Este género está formado por una gran variedad de plantas que producen los diferentes tipos de arándanos que conocemos (rojo, azul, entre otros). Principalmente crece en el norte de Europa y de América, y suele hacerlo en lugares muy húmedos. Los Estados Unidos es el país con más producción, comercialización y consumo del mundo. Europa destaca Francia, como país productor principal. En España, la producción es creciente en las zonas frías y húmedas, con Asturias a la cabeza, como también en los invernaderos de Huelva.

 

Propiedades nutricionales.

   Como prácticamente todas las frutas y verduras, tienen mucho agua (87%) y pocas calorías sólo 46 calorías por 100 gramos de alimento. El porcentaje de proteína (0,3) y grasa (0,1).

   Lo más destacable es su contenido en carbohidratos (12,2 g), pero como tienen pocos azúcares totales (4 g/100 g) y mucha fibra (4,6 g/100 g) es una excelente opción para mantener los niveles de glucosa.

  Una merienda de 200 g de arándanos nos aporta:

  • El 24% de potasio diario tanto para hombres como mujeres con un total de 170 mg. Este mineral interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de las células. Además, es necesario para transmitir y generar el impulso nervioso y para la actividad muscular normal.
  • El 31% para hombres y el 40% para mujeres de requerimientos diarios de manganeso. El manganeso es indispensable para el crecimiento de los huesos y la formación de los músculos.
  • El 3% para hombres y el 4% para mujeres de requerimientos diarios de magnesio, necesario, entre otras, para la formación de los huesos y dientes, y para metabolizar y sintetizar vitamina D.

   En cuanto a vitaminas destacan la vitamina C, A y E.

 

 

Efectos sobre el organismo.

   Al arándano rojo se le han atribuido diversas propiedades terapéuticas.

   Prevención de las infecciones urinarias.

   Este tipo de arándano se ha utilizado tradicionalmente para prevenir las infecciones urinarias de las vías bajas (vejiga, uretra) porque evita que la bacteria principal que causa la infección (E. Coli) se adhiera a la pared epitelial

   En general, las frutas del bosque son ricas en antioxidantes (antocianas y carotenoides), que neutralizan la acción de los radicales libres, nocivos para el organismo. Los efectos fisiológicos pueden ser muy diversos: antiinflamatorios, de acción antibacteriana, estimuladores del sistema inmunitario y de reducción del riesgo de desarrollar enfermedades degenerativas, cardiovasculares o incluso cáncer.

 

Anticancerígeno.

   Otro efecto terapéutico posible de los arándanos es la capacidad de hacer bajar el azúcar en sangre (hipoglucemiante):

 

Antioxidante.

   Precauciones en personas con los siguientes problemas:

  • Alergias.

   Como contienen ácido benzoico, las personas con tendencia a tener crisis asmáticas, sobre todo por alergia a este ácido, deberían evitar comer. También tienen ácido salicílico, lo que deben tener en cuenta las personas con alergia a la aspirina.

  • Cálculos renales.

   Personas que consumen medicación antitrombótica (warfarina).

 

Como se cocina.

La única manera de asegurarnos que los arándanos mantienen los antioxidantes es consumirlos frescos o liofilizados.

  • 16 tazas de zumo envasado de arándanos (con un 25% de fruta pasteurizada, de modo que la mayoría de los antioxidantes desaparece).

 

Recetas.

   Si se desea disfrutar de los efectos antioxidantes de los arándanos sin renunciar al sabor, esta receta es ideal.

  • 2 Tazas de agua mineral.
  • Un puñado de arándanos frescos.
  • Media cucharadita de postre de extracto de stevia o stevia en polvo.

   Lo ponemos todo en la batidora y ya tenemos el zumo base; si además hacemos una espuma de agua con menta fresca para poner encima, tenemos un zumo delicioso, muy sano, dulce y lleno de antioxidantes.

Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

 

Compartir Publicación: