La sandia

La Sandia depurativa.

La sandia es una de las frutas más frescas que existen y, a su vez, es capaz de producir numerosos beneficios en el organismo de la mujer, cuestiones por las cuales suele ser un alimento en torno al cual pivotar el desarrollo de una dieta de carácter depurativo.

 

Entre otras cosas, podemos decir que la sandía es diurética y desintoxicante. Esta reduce los niveles altos de colesterol malo en la sangre, contiene vitaminas A y C, potasio y betacarotenos.

Tal es el caso que a partir de este producto se ha generado una conocida rutina alimentaria detox de un día de duración.

 

Cómo llevar a cabo la dieta de la sandía.

La sandía contiene una gran cantidad de agua, es rica en fibra así como pobre en sodio, hidratos de carbono y azúcares simples.

Esta lo que la hace muy apta para todas aquellas mujeres que padezcan diabetes.

Su alto contenido en potasio, como ya hemos comentado. La convierte en un producto muy valioso para regular tanto las funciones cardiovasculares como la tensión arterial.

 

Aunque, siendo estrictos a la verdad, la razón de que la sandía sea considerada como una frutadetox es su función diurética ya que, a partir de ella, facilita la eliminación de residuos a través de la orina.

 

El menú de la dieta depurativa de la sandía se divide en cinco comidas en una sola jornada. Pudiendo configurarse de la siguiente manera. 

En el desayuno un té verde y 200 gramos de sandía, en la media mañana un yogur descremado; en la comida podemos comer toda la cantidad de sandía que nos apetezca, hasta lograr saciarnos completamente; en la merienda una porción de gelatina baja en calorías; una infusión de cola de caballo y 200 gramos de sandía; en la cena una porción de puré de verduras; un filete de pechuga de pollo o de pavo a la plancha y, al igual que en la comida, toda la cantidad de sandía que queramos comer.

 

Se trata de un régimen  enormemente restrictivo; por lo que hemos de respetar la duración del mismo y no traspasar esa jornada recomendada.

En caso de tener algún tipo de duda al respecto, recomendamos. 

Antes de iniciar planificación alimentaria alguna, consultar con un experto en nutrición que nos pueda guiar de una forma más profesional hacia los objetivos que nos hayamos marcado.

 

Compartir Publicación: