La alcachofa, ¿Sabias esto …?.

 Propiedades y beneficios de la alcachofa para tu salud.

    La alcachofa, sabias que, mejora la digestión de las grasas. Tradicionalmente se consume a la alcachofa para mejoran la digestión, especialmente de las grasas. Evita enfermedades degenerativas. La alcachofa posee ácido clorogénico, ácido responsable de su acción antioxidante que mejora la actividad celular y reduce la síntesis de radicales libres que puedan provocar enfermedades degenerativas como el cáncer o cardiopatías. 

 

 

 Bajar de peso.

    Tiene un efecto adelgazante pues facilita la depuración del organismo, por dos mecanismos: a través de su fibra barre los residuos que el organismo no necesita y elimina el exceso de grasas provenientes de los alimentos.

 

 Baja el colesterol.

    El consumo de alcachofa facilita la reducción de colesterol y triglicéridos en sangre, como resultado, previnene complicaciones cardiovasculares.

 

 Controla el azúcar en sangre.

    La fibra que contiene la alcachofa contribuye en atrapar el exceso de hidratos de carbono simple, por lo tanto, impidiendo que se trasformen en glucosa.

 

 Es diurética.

   Su alto contenido en potasio convierte a la alcachofa en un alimento con propiedades diuréticas, sobre todo, siendo útil tanto para reducir la retención de líquidos, como para tratar naturalmente la hipertensión arterial.

 

¿Cómo preparar la alcachofa en infusiones?.

 Té de alcachofa.

    En primer lugar, este té, además, te ayudará a evitar la retención de líquidos. Así mismo, se prepara a partir de 60 gramos de alcachofa con los que se hace una decocción en un litro de agua hirviendo.

 

Infusión de alcachofa.

    La infusión de alcachofas contribuye a limpiar la vesícula. Bebe el agua de cocción de las alcachofas después de las comidas.

 

 

Te dejamos una receta para disfrutar de este vegetal.

 Receta, Crema de alcachofa.

 Ingredientes:

   Dos tazas de corazones de alcachofas cocidas.

   Un atado de hojas de espinaca.

   Una taza de queso blanco tipo cottage 0%.

   Una cucharada de mostaza.

   Una cucharada de aceite de oliva.

   El zumo de medio limón.

   Sal, aceite y ajo en polvo a gusto.

 

 Preparación:

  En primer lugar, cocinar las alcachofas hasta que estén tiernas y quédate únicamente con los corazones. Córtalos en trocitos y colócalos dentro del vaso de la batidora.

  • Añadir un poco de ajo en polvo, aceite de oliva, mostaza, el zumo de limón, el queso blanco y también, la espinaca cruda.
  • Procesar la preparación hasta que quede una crema homogénea, lista para untar.
  • Finalmente, condimentar con sal y pimienta a gusto.

 

Puedes reemplazar el queso blanco tipo cottage por tofu blando si eres vegano o no comes queso.

 Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

Compartir Publicación: