Bajar la Hipertensión con los alimentos.

Bajar la Hipertensión con los alimentos. 

   Bajar la Hipertensión, es el aumento de la presión arterial de forma crónica con valores iguales o superiores a 140 / 90 . La hipertensión es un factor de riesgo cardiovascular.

 

 

   Bajar la Hipertensión, la presión puede elevarse sin una causa  conocida, por enfermedades  de tipo endocrino, renales, etc…, o por  el consumo de algunos medicamentos. Otras causas son el abuso de tabaco, el abuso de alcohol, el estrés, el sobrepeso, la falta de ejercicio… y por tener una dieta con exceso de sal.

    Se ha demostrado que reducir la cantidad de sodio en la dieta reduce la presión arterial. La sal es necesaria en el organismo en pequeñas dosis, pero si se sobrepasa la cantidad adecuada se puede producir retención de líquidos y aumento de la presión arterial.

 

   Alimentos y la sal.

   La forma mas fácil de reducir la sal en la dieta es no añadirla a los alimentos. Los alimentos frescos suelen tener una concentración de sal mucho más baja que los preelaborados o precocinados.

   De mayor a menor contenido, los alimentos mas ricos en sal son: cubitos de caldo, sopas comerciales, bacalao salado, tocino de cerdo, caviar, pizzas, bacón, precocinados (croquetas, empanadillas…), queso azul, ketchup, y una gran lista de productos preelaborados.

 

   Es importante fijarse en los etiquetados.

   La importancia de  leer bien el etiquetado de los productos, es  para compararlos entre sí y poder eligir los que su contenido sea bajo en sal. Los ingredientes se suelen colocar en lista en orden descendente de cantidad, cuanto antes aparezca la palabra sal en esa lista de ingredientes, mayor cantidad contiene. Se recomienda elegir los productos en los que la sal esté hacia el final de la lista.

   Es importante es tratar de elegir siempre alimentos que contengan menos .

 

 

 

   Medicamentos con sodio.

   Las personas que tengan que controlar  el consumo de sodio también deben saber que, algunos medicamentos  tienen un alto contenido de este, en concreto aquéllos que suelen ser efervescentes.

 

   Sustituir la sal por otros condimentos.

   Para hacer más apetitosos los platos, usa especias y hierbas para eliminar la sal. Cuando prepares carne, puedes emplear laurel, nuez moscada, pimienta, salvia, tomillo, ajo, cebolla, orégano o romero. En los pescados, les mejor curry en polvo, eneldo, mostaza, zumo de limón o pimienta. Y los vegetales, lo más apropiado es romero, salvia, eneldo, canela, estragón, albahaca o perejil.

 

   Mientras menos sal mejor.

   Reduciendo  el consumo de sal, el tratamiento dietético de la hipertensión consiste en una dieta rica en verduras, frutas, legumbres, pescado, aceite de oliva y alimentos con bajo contenido en grasas. El alcohol y sustancias como la cafeína producen un aumento de la presión . Es aconsejable limitar su consumo.

   No olvides, los hábitos de vida saludables como el ejercicio, no fumar, vigilar el peso y una dieta apropiada te ayudaran a controlar la .

 

 

   Alimentos apropiados para Bajar la Hipertensión.

   Ojo con la sal.

   La sal de mesa es una combinación química de cloro y sodio. Es el sodio el culpable de la subida de tensión . También está relacionado con la retención de líquidos del cuerpo aumentando los valores de la presión arterial.
   Es un alimento indispensable para seguir una dieta equilibrada, las necesidades diarias de sodio en nuestro organismo para una persona adulta son dos gramos diarios  (cucharadita de té), según los expertos. Es importante saber que el sodio que consumimos no viene solamente de la sal de las comidas, sino que está en muchos tipos de alimentos como:

  • Embutidos.
  • Conservas.
  • Alimentos preparados.

 

   Consejos para el menor consumo  de sodio.

  • Intente utilizar poca cantidad de sal, cuando cocine.
  • No coloque el sal en la mesa, así evitará las ganas de echar más.
  • En las comidas use distintas especies como pimienta, hierbas aromáticas, ajo fresco, etc… para potenciar el sabor de las comidas.
  • Intente no consumir latas de conservas y alimentos precocinados.
  • Consumir lo menos posible de carnes saladas o ahumadas.
  • Con los frutos secos, se debe tener cuidado ya que contienen mucho sodio, cacahuetes, almendras, etc….
  • Evitarlas salsas, tomate, ketchup, mostaza o caldos precocinados.

 

   Alimentos beneficiosos.

   Lácteos: Leche, cuajada, yogur, preferiblemente no azucarados. Carnes que contengan la menor cantidad de grasa posible. Pescados. Huevos. Cereales (excepto galletas rellenas, bañadas de chocolate, o con soluciones azucaradas). Patatas. Legumbres (judías, lentejas, garbanzos…). Frutas: todas excepto las que están en almíbar, las frutas desecadas o confitadas). Bebida: agua, infusiones, zumos, caldos, bebidas refrescantes no azucaradas. Grasas: aceite de oliva, de girasol, maíz, soja, etc, mantequilla, margarinas.
 


 
Compartir Publicación: