El cereal ideal, la espelta para tu diabetes,-!mira sus beneficios!

   Si tienes diabetes, aquí tienes el cereal ideal.

    Es una variedad de trigo muy antiguo que se cultiva desde hace unos 70 siglos. Se considera, como el origen de todas las variedades de trigo que se consumen actualmente. Hoy en día su popularidad va en aumento, y es el cereal ideal, por sus propiedades nutricionales para ayudar a la salud  cardiovascular.

 

 

   Este cereal se utiliza como alimento para preparar la cerveza desde el Antiguo Egipto. La espelta también llamada escanda, trigo salvaje o trigo verde ya que su aspecto es menos delicado que la de otros trigos y su sabor es mucho más intenso.

   Propiedades de la espelta .

   Lo hace el cereal ideal, por sus propiedades nutricionales que han hecho que, hoy en día, esta sea empleada en la preparación de diferentes alimentos como cereales, pan, galletas, cerveza, harinas y pastas, entre otros.

   Se ha demostrado que puede reemplazar el trigo en personas que son alérgicas a él. Esta cualidad es debida a que la espelta no está tan tratada como lo puede estar el trigo, que constantemente es manipulada por el hombre o cruzado al momento de llegar a la mesa.

   El valor nutritivo de la espelta es superior al del trigo, su sabor es dulce y muy gustoso.

    No contiene grasas saturadas, es de fácil digestión.

    En la harina de espelta se pueden encontrar todas las sales minerales, las vitaminas B1, B2 Y E; fibra dietética, proteínas y lípidos; contiene además los ocho aminoácidos esenciales. Adicionalmente aporta fibra, hierro, fosforo y magnesio.

 

   Los beneficios de la espelta.

   Es muy beneficiosa para los que tienen diabetes, que  necesitan consumir alimentos que ayuden a regular el metabolismo, posean propiedades antioxidantes y ejercen una acción preventiva sobre el sistema cardiovascular. 

   Contiene magnesio, que contribuye a la oxidación y transporte de la glucosa. Este hecho mejora el control metabólico en la diabetes.

   Su alto contenido en fibra,  tiene efectos positivos en el control de la glucemia postprandial,  que facilita a que la llegada del azúcar al intestino sea más lenta.

   Posee propiedades antioxidantes como el zinc y los betacarotenos. El primero de ellos influye en la secreción y en la acción de la insulina, y los segundos participan en el desarrollo celular y en la regeneración de la piel.

 

 

   Otros beneficios de la espelta.

   Las personas que son alérgicas al trigo pueden consumirla libremente sin que les produzca ningún efecto contradictorio.

   Por contener los ocho aminoácidos esenciales, la espelta ofrece una gran contribución en el funcionamiento celular y es base de un adecuado régimen alimenticio.

   El páncreas y el bazo se ven beneficiados porque la espelta los tonifica.
   Disminuye las posibilidades de enfermedades vasculares.
   Ayuda a que la sangre coagule más fácilmente.
   Contribuye a potenciar el sistema inmunológico.
   Todas las necesidades proteínicas que necesita suplir el ser humano, son abastecidos con la espelta.
   Ayuda con el tratamiento de afecciones en el intestino delgado.
   Beneficia a las personas que tienen fatiga crónica o estrés traumático por su alto contenido de magnesio.
   Fortalece del sistema circulatorio y de los tejidos.

   Participa en la producción de serotonina, la cual representa un papel importante en la inhibición de la ira, la agresión y el enfado; regula el sueño, la temperatura corporal, el humor, la sexualidad y el apetito.

   Es muy energética gracias a su alto contenido en carbohidratos.
   Con la harina de espelta se pueden preparar deliciosos panes con solo mezclarla con levadura, agua tibia y sal. Solo basta amasar, fermentar y hornear.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

 

 

Compartir Publicación: