Sopas para adelgazar, pruébalas…

 Recetas de sopas para adelgazar.

   Sopas para adelgazar, en los últimos tiempos se ha extendido  la receta de la sopa quema grasa, popular por su sencillez y su escaso coste.  Su secreto radica en que nos permite quemar más calorías de las que consumimos.

 

 

 

Ingredientes para 4 personas.

   1 pimiento rojo.

   1 tallo de apio.

   4 tomates.

    1/2 col.

    2 cebollas.

    1 pastilla de concentrado de carne.

    Pimienta.

    Sal.

 

Elaboración:

   En primer lugar, pelar y cortar en trozos medianos la cebolla, los tomates y el pimiento,  picar finamente la col.

   Introducir los ingredientes en una olla y agregar agua hasta cubrir los vegetales.

   También, poner la olla a hervir a fuego fuerte. En el momento en que empiece a hervir el agua, desmenuzar  la pastilla de concentrado de carne, o de verduras en su caso, e incorporarla a la cocción.

   Pasados 12-15 minutos desde que la sopa quema grasa comienza a hervir, bajar la intensidad del gas o de la vitrocerámica, y dejar que los vegetales se cuezan despacio a fuego lento, pinchándolos de cuando en cuando con un cuchillo y finalmente, acabar el proceso cuando comprobemos que todos están blandos.

 

   Tiempo de preparación: 35 minutos.

Dificultad: Baja.

 

Consejos:

   Como ocurre con otras sopas para adelgazar, es posible complementarla con zanahoria, fresas o manzana en pequeñas cantidades. Beber toda el agua que sea posible.

   Ante cualquier duda, sobre todo, consulte a su médico.

 

Receta de la Sopa de cebolla para adelgazar.

   La dieta de la sopa de cebolla, más bien, es un tipo de ayuno o semiayuno que consiste en comer exclusivamente una sopa de cebolla (y otros ingredientes) a la que, además, se le atribuyen propiedades quema-grasas.

   Esta dieta combina la sopa  con algunas raciones de fruta fresca el primer día, luego le añade la verdura al tercer día, el quinto día ya se puede tomar carne y pescado, y no es hasta el séptimo que se pueden tomar cereales como el arroz o el trigo. Después de la primera semana, se acaban las pautas dietéticas para mantener el peso perdido, y durante la dieta no existe indicación de actividad física.

   Existen variaciones de esta dieta en la que se les añade suplementos de fibra, u otros suplementos específicos, y tienen riesgos como el efecto rebote, pérdida de masa muscular, etc.

   La sopa de cebolla es una sopa muy rica, por lo que, es una buena alternativa a la típica sopa de pollo que comemos con frecuencia. Pero lo más importante, gracias a la sopa de cebolla puedes  una semana adelgazar 5 kilos en.

   La cebolla, además, no solo sirve para preparar los aderezos, sino para eliminar el exceso de líquidos y de gases, estimula la actividad gástrica, ayuda a tratar la diabetes y enfermedades hepáticas y vesiculares.

   Es una dieta restrictiva e hipocalórica, por lo tanto no debes excederte del tiempo sugerido, una semana.

   Sobre todo, no deberás tomar infusiones, ni gaseosas. Hazla si estás seguro/a de que puedes aguantar la monotonía de la sopa de cebolla.

 

 

Ingredientes:

   1 cebolla blanca, rebanada.
   2 cebollas moradas, rebanadas.
   5 tomates bien picados.
   1/4 de repollo blanco, rebanado.
   1/4 de repollo morado, rebanado.
   Sal a gusto.

 

Preparación:

   En primer lugar, lavar la verdura y cortarla en pequeños trozos.
   Hervir la verdura en abundante agua.
   Agregar sal y pimienta.

 Plan de dieta.

Desayuno:

   Té o mate cocido sin azúcar.

Almuerzo:

   Sopa de cebolla, en la cantidad que  desee.

Merienda:

   Jugo de frutas frescas.

Cena:

   Sopa de cebolla, cantidad libre.

Entre comidas:

    Frutas, hasta un kilo por día. Sin embargo, no es recomendable el consumo de uvas y bananas.

 

Distribución semanal de la sopa de cebolla.

   Día uno: Puedes consumir toda la sopa y fruta que desees, salvo banana.
   Día dos: Puedes consumir toda la sopa y verdura que desees.
   Día tres: Puedes consumir toda la sopa, fruta y verdura que desees.

   Día cuatro: Sopa, toma toda la leche que quieras y come 6 bananas.
   Día cinco: Sopa toda la que quieras, 250 gramos de carne de vacuno y seis tomates frescos.

   Día seis: Sopa toda la que quieras, carne de pescado o pollo y verduras en la cantidad que desees.
   Día siete: Sopa toda la que quieras, arroz integral, verduras y jugos de fruta en la cantidad que desees.

   Todas las variaciones posibles que existen de esta sopa tienen las mismas propiedades en común: sobre todo, es una sopa rica en potasio (mineral importante para la diuresis) flavonoides y saciante. Por lo tanto, al ser la cebolla el alimento principal, contiene quercitina, un poderoso antioxidante.

   No tiene propiedades quema-grasa por sí sola, aunque está demostrado que una dieta rica en alimentos vegetales, infusiones y caldos, puede ayudar a bajar de peso.

Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

   Ante cualquier duda, sobre todo, consulte a su médico.

 

 

Compartir Publicación: