Pies cansados, ¡Cuídalos!

Pies cansados, como cuidarlos.

  Pies cansados. Son una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo y la debemos cuidar muy bien. Después de ir todo el día de un lado a otro, el trabajo, los niños, el ejercicio o cualquier otra de las actividades que realizamos, hacen que al final del día nuestros pies se vean resentidos, inflamados y doloridos.

 

 

   Los factores son muchos, que influyen en esto pero aunque llevemos zapatos cómodos, el ajetreo de todo el día lo acabamos notando. Aquí te ofrecemos uno consejos.

  Consejos:
Pies cansados.

   1. Coloca los píes en alto entre 10 o 15 min. y luego dales un masaje con una crema relajante.

   2. Coge un recipiente y llenalo con agua fría y sal y coloca los pies por lo menos 10 min., te aliviará raìdamente y notarás los pies como nuevos al día siguiente.

   3. Plantas naturales: Vierte dos puñados de Lavanda en un recipiente con agua fría y déjalo reposar un tiempo y luego sumerge los pies unos 10 min. Una de las características principales de esta planta es la que son antiinflamatorias, por lo que es un remedio buenísimo para tus pies.

   4. Haz ejercicios con los pies, con una pelota blanda: Apoya la planta del pie sobre la pelota y muévelo adelante y atrás durante un tiempo. Puedes hacerlo incluso en la oficina, mientras ves la televisión o lees un libro y tus pies lo agradecerán.

Puedes hacerlo de muchas formas:

– Utiliza zapatos cómodos.

– Usa el momento en la ducha para exfoliar tus pies. Debes mojarlos pasando de agua fría a caliente unas cuantas veces, esto ayudará a mejorar la circulación.

– Intenta andar descalza cuando llegues a casa y si tienes la posibilidad, pasea por la arena de la playa o el césped.

– Ejercita los pies: estira y mueve los dedos y los tobillos.

– Los pies secos, con callos o rozaduras, masajéalos antes de ir a dormir, con crema hidratante o vaselina y ponte calcetines.

   Puedes buscar un gel frío a base de plantas que contribuya a la buena circulación y proporciona alivio y frescor a las piernas y los pies.

   Esperamos que estos consejos sean útiles y que ayuden a llevar vuestros pies más descansados.

 

 

Compartir Publicación: