La otitis, ¡sigue el consejo!.

El verano y la aparición de la otitis …

   La otitis externa aumenta su frecuencia con la llegada del verano. Una otitis externa es una inflamación del conducto auditivo externo que es el conducto que va desde el exterior hasta el tímpano.

 

 

Los baños frecuentes, al mantener húmedo el conducto auditivo externo, favorecen su aparición.

   El incremento del calor y la humedad en el verano suelen propiciar las afecciones agudas del oído y son los niños los más susceptibles de padecerlas que ambos factores facilitan que las bacterias y hongos puedan consigan proliferar y afectar la flora natural de la piel que se encuentra en el conducto auditivo, generando así una inflamación del oído o denominado comunmente la otitis.

   Con el calor las personas sienten mayor necesidad de ducharse con más frecuencia y acuden a baños recreativos en las piscinas y playas, lo cual facilita la evolución de dichas afecciones.

 

Los síntomas:

   Dolor, que aumenta al mover y estirar el pabellón auricular o al masticar, la sensación de no oír bien. Los ganglios cercanos a veces están inflamados. La fiebre no suele aparecer y no es contagiosa, ya que la infección está localizada en el conducto auditivo externo.

  El lavado reiterado del conducto auditivo externo con agua al nadar o bucear provoca la eliminación mecánica del cerumen y a disolver algunos de sus elementos más hidrosolubles, facilitando así la penetración de las bacterias.

 

Consejos.

   Si una persona quiere cuidar sus oídos, debe tomar en cuenta los siguientes consejos:

   Mantener las orejas limpias y secas, después del baño, en mar, piscina, bañera. También, evitar el uso de hisopos. Por lo tanto, para mantener limpios los canales auditivos de los oídos es preferible usar un algodón absorbente. Protege tus oídos usando tapones de silicona; si no los tuvieras usa unos de algodón. Evite zambullirse en el mar o en piscinas, el agua podría contener bacterias e ingresar a sus oídos. Así mismo ante cualquier molestia, como picazón o dolor, no olvide acudir a un especialista.

Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

 

 

 

 

 

Compartir Publicación: