La Lavanda, como uso medicinal.

¿Para qué sirven las Flores de la lavanda?.

   La Lavanda, también conocida como la Lavanda o Lavândula, es una planta medicinal con propiedades relajantes, calmantes, antiespasmódicas, analgésicas y antidepresivas, que puede ser utilizada en forma de té con flores secas o sobres o en forma de aceite esencial. Puede ser comprada en tiendas de productos naturales y en algunos mercados o ferias libres.

 

 

   Es una planta  conocida, por sus propiedades medicinales como remedio natural, principalmente utilizada en conexión con el insomnio, ansiedad, depresión y problemas con cambios de humor, lo cual se debe a sus propiedades medicinales capaces de producir efectos calmantes, relajantes y anticonvulsivos en el ser humano.

   Una de las principales virtudes de la lavanda es su utilización como perfume, gracias a que es una planta que aporta una fragancia limpia y pura.

 

Para que sirve la Lavanda.

   La Lavanda sirve para tratar diversos problemas como:

  • Problemas del sistema nervioso como la ansiedad, la angustia o agitación.
  • La mala digestión y la irritación en el estómago.
  • Problemas de la piel y alergias a picaduras de insectos.
  • El cansancio y el agotamiento físico.
  • Problemas de sueño.
  • Exceso de gases.
  • La mala circulación y la hipertensión arterial.
  • Las migrañas y espasmo.
  • El Asma bronquial.
  • Su  aceite  puede  en quemaduras, aliviando el dolor y la irritación en aquellas quemaduras que sean leves.
  • Ayuda  a tonificar y estimular la piel, y su aceite puede ser utilizado en masajes relajantes que no solo persiguen el objetivo de relajar nuestra piel, sino también nuestro cuerpo física y emocionalmente.

 

 

Efectos secundarios de la Lavanda.

   El principal efecto secundario de la Lavanda es la somnolencia, debido a sus propiedades relajantes y calmantes, pero esto sólo se produce cuando se ingiere en exceso.

 

 Contraindicaciones de la Lavanda.

   La Lavanda está contraindicada para los pacientes con úlceras gástricas y durante el embarazo, siendo también contraindicada para los pacientes con alergia al aceite esencial.

 

¿Qué partes utilizar de la Lavanda?.

   Las partes utilizadas de la Lavanda son sus flores, hojas, tallo para hacer té, aceite esencial o para usar en la cocina.

 

  ¿Como utilizarla?.

1. Té de Lavanda.

   El té de Lavanda es ideal para tratar problemas de mala digestión, irritaciones en el estómago, migrañas, espasmos y asma bronquial.

 

Receta:

 Ingredientes:

  • 70 g de flores de Lavanda.
  • 1 Litro de agua hirviendo.

 

Modo de Preparación.

  • En una olla, cuando el agua esté hirviendo, agregar las flores de Lavanda y dejar hervir durante 5 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar reposar durante 10 minutos, colar la infusión y  lista para beberla.

 

   Este té debe ser bebido hasta 3 veces por día, siendo recomendado tomar después de cada comida principal.

 

2. Baño caliente con Lavanda.

   Este baño  tiene un efecto relajante, calmante y que ayuda en el tratamiento del exceso de estrés, ansiedad y problemas de sueño. Para preparar un baño de lavanda, por lo tanto, sólo tiene que añadir agua caliente 100 g de flores secas de Lavanda o 6-7 gotas de Aceite esencial de la planta.

   Otra forma de usar la Lavanda en el baño. Consiste en colocar las 100 gr de flores de Lavanda en un tejido fino como pañal del bebé, por ejemplo; atar para que quede hecha  una bolsita y sostener la bolsita en la ducha con cordel; de esta forma, el agua entra en contacto con la planta y se dispersa por el cuerpo las propiedades medicinales de la Lavanda. En el lugar de las flores secas.

 

3. Masaje con Aceite Esencial.

   El Masaje  en las sienes es especialmente indicada para calmar dolores de cabeza causados por el estrés y la tensión muscular. Para hacer este masaje, se debe frotar 4 a 5 gotas de aceite esencial en los dedos y luego masajear las sienes con movimientos circulares durante unos minutos. Si siente que el dolor de cabeza está siendo provocada por la tensión en el cuello; después de las sienes debe masajear la parte posterior del cuello en movimientos también circulares.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

Compartir Publicación: