Herpes labial

   El herpes labial es uno de los problemas más comunes en nuestros labios. Fastidioso, doloroso y poco estético, y contamos con algunas soluciones  para combatirlo.

 

 

El herpes labial, ¿que es?

   Surge en forma de llagas abiertas que pueden llegar a ser muy fastidiosas, tanto en el exterior de los labios , como alrededor de ellos, y están causadas por un virus. Aparece en forma de úlcera en los labios cuando se trata de un herpes secundario, que es una reactivación local del virus primario o herpes simple (que ha aparecido anteriormente en las encías). Se curan finalmente cuando se convierten en costra.

 

Herpes labial, causas.

   Lo más normal es que se surja por contagio de otra persona que lo padezca. Una vez que se ha desarrollado un herpes primario, las recidivas (herpes secundario) aparecen como brotes a lo largo de la vida y pueden producirse por diversas causas: desde un exceso de sol, a un resfriado o una bajada de defensas por un estado de estrés o tras la toma de antibióticos. Suelen ser muy fastidiosas por el dolor que causan y también a la hora de comer, pero sólo son peligrosas para personas con el sistema inmune deprimido.

 

Herpes labial, remedios.

   Es conveniente adoptar medidas lo antes posible para aliviar los síntomas del herpes. Cuando es muy agudo el dolor, los médicos suelen prescribir algunos enjuagues con efecto anestésico. También suelen recomendar tomas de  suplementos de lisina, un aminoácido que aumenta las defensas y ayuda a paliar el proceso del herpes bucal.

   Se debe evitar los rayos directos del sol sobre la lesión y utilizar protección a base de cacao. Los antivíricos son los  más recetados para la curación del herpes; tanto en pomada como en comprimidos, dependiendo de la gravedad y extensión.

 

Aftas labiales.

   No solo aparecen dentro de nuestra boca, nuestros labios también pueden ser el lugar de este molesto problema de boca:

 

Los aftas labiales, ¿Qué son?

   Suelen aparecer normalmente en el interior de la boca, pero también pueden hacerlo en los bordes interiores de los labios. Se suelen parecer a una llaga rodeada de piel enrojecida y duelen mucho. Pueden ser de tamaño pequeño o más grandes, aisladas o en grupos.

 

Causas de las aftas labiales.

   Se desconoce el factor exacto; se cree que su aparición puede tener que ver con el sistema inmunológico, el estrés, la bajada de algunas vitaminas, o cambios hormonales.  

   Pueden durar de uno a siete días, esto dependerá de su tamaño, y podría provocar fiebre, pero suelen desaparecer por sí solas.

 

Las aftas labiales, remedios.

   A la hora de aparecer en los labios las aftas resultan muy molestas a la hora de comer o beber. Lo primero es evitar elementos irritantes como las comidas picantes o calientes, que pueden provocar aún más dolor. Diluir agua oxigenada con agua al 50% y aplicada con un bastoncillo de algodón sobre el afta es un buen antiséptico que ayudará a su curación.

 

   Un remedio tópico para hacer más llevable la quemazón es; aplicar un poco de hielo envuelto en una tela fina de algodón; que baja la hinchazón y también tiene un efecto anestésico. Un farmacéutico podrá aconsejarte sobre otras pomadas con diferentes principios que favorecerán su curación.

 

 

Compartir Publicación: