Frutas para desintoxicar el hígado.

Frutas para desintoxicar el hígado.

   Frutas para desintoxicar

   Por su contenido de antioxidantes, los cítricos favorecen la depuración del hígado. El Hígado graso es una enfermedad cada vez más habitual en la población, pudiéndose convertir en algo crónico. Consiste en una alteración debida a una acumulación excesiva de grasa en las células del hígado.

 

 

   Los Síntomas mas frecuentes son la presencia de inflamaciones, cansancio, malestar general, es una realidad a tratar que nos obliga a cambiar nuestros hábitos de vida teniendo en cuenta que, a largo plazo podría derivar en problemas más serios, como es el caso de una cirrosis hepática que aparece ya en una etapa más avanzada de la enfermedad.

 

Frutas para desintoxicar sugeridas.

   1. Manzanas.

   En el desayuno una manzana verde. Reducen el nivel de azúcar en sangre. Las manzanas, son muy indicadas para limpiar el hígado gracias a su nivel de antioxidantes. Luchan contra los radicales libres.

   Las manzanas disponen de ácido málico, por lo que, permite prevenir la aparición de piedras en el hígado y riñones. Se deben comer con piel, puesto que gracias a ella disponemos de más minerales capaces de atacar la grasa y eliminar los metales pesados de nuestro organismo.

 

 

   2. Jugo de limón.

   Los cítricos en general favorecen la depuración del hígado gracias a sus antioxidantes. Conseguimos rica vitamina C, y fortalecemos nuestro sistema inmunológico. Si no tolera demasiado el limón coloque menos cantidad en un vaso de agua, pero lo más indicado es que tomaras el jugo de un limón al día, así que bastaría por ejemplo con diluirlo en un litro de agua para que no moleste tanto su fuerte sabor.

   3. El pomelo o toronja.

   Estudios recientes han demostrado que comer media fruta antes de nuestras comidas nos puede ayudar a bajar de peso.

   El pomelo está compuesto por enzimas que estimulan de un modo muy especial el hígado ayudando a eliminar grasas y toxinas.
   También los pomelos disponen de alto grado de ácido málico y carotenoides, dos elementos que fortalecen y sanean este órgano tan importante.

   Posee un alto contenido en naringenina, puesto que,  nos permite descomponer los ácidos grasos acumulados en el hígado y expulsarlos.

4. Aguacate.

   Sus virtudes radican precisamente en su beneficioso ácido oleico, un tipo de ácido graso monoinsaturado muy sano. Este tipo de ácido nos permite reducir los niveles de colesterol.

   Además hemos de recordar que dispone de fibra, que sacia muchísimo nuestro apetito y que también, reduce el nivel de glucosa en sangre. Todo ello nos puede ayudar diariamente a mantener una nutrición muy adecuada con la cual cuidar de nuestro hígado graso. Consiguiendo que esas células dañinas se almacenen en nuestro órgano, optimizando sus funciones básicas.

   Se sugiere consumir uno al día.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

Compartir Publicación: