El verano sin dieta

El verano sin dieta

El verano no es un buen momento para iniciar dieta.

   El verano sin dieta. El momento en el que se inicia una dieta tiene más importancia del que parece a simple vista. Los inicios de una nueva etapa siempre son costosos.

Elegir un momento poco idóneo para hacer dieta es sumar más esfuerzo todavía al proceso de adelgazamiento.

 

 

¿Por qué el verano no es el mejor momento para iniciar dieta?

   El verano es una época de cambio de rutinas. Estas rutinas que en muchos casos, luego contrastan con el resto del año.Es preferible iniciar una dieta en el mes de septiembre, momento que representa el inicio de un nuevo ciclo.   Además, tendrás tiempo por delante para asentar tus rutinas.

   El la época de verano es más normal comer fuera de casa. Durante este tiempo, los planes sociales aumentan, la vida de ocio adquiere mayor intensidad gracias a los reencuentros con los amigos.

   En ese caso, hay que tener mucha fuerza de voluntad para decir que no a cierto gustos culinarios cuando ves que otras personas disfrutan de esos mismos caprichos.

    Este es un tiempo de descanso que representa el premio a todo el esfuerzo realizado en el trabajo y vital durante todo el año. En ese caso, las personas que inician dieta durante el verano suman un nuevo esfuerzo a un periodo esencialmente de relax.

El verano sin dieta.

    El verano es un tiempo breve pero muy intenso marcado por visitas de familiares, planes al aire libre, excursiones y también, posibles viajes. Entre tantos cambios, puede que no sea el momento idóneo para sumar un cambio más.

   Hacer dieta es un acto que surge de la libertad personal, cada ser humano decide cuál es su momento ideal para iniciarla de acuerdo a sus motivaciones concretas y a sus necesidades reales. Tener un cuerpo perfecto en verano parece una imposición social como bien nos recuerdan todos los consejos para lucir un cuerpo diez en la playa.

    El verano es un periodo de pausa en muchos aspectos de la vida puesto que hacer una pausa también simboliza descansar. La toma de decisiones importantes como hacer dieta también puede posponerse hasta el mes de septiembre, momento que representa la reincorporación a la rutina, vuelve el orden de horarios, los planes sociales también se reducen… En el mes de septiembre, al igual que sucede en el mes de enero, la mente se centra en la consecución de nuevos objetivos. Pero sin duda, cada persona encuentra su momento ideal.

 

 

Compartir Publicación: