Dientes blancos, mitos o verdades…

Dientes blancos, mitos o verdades…

   La blancura de nuestros dientes depende, en gran medida, de los hábitos de consumo y alimentarios que se tengan. El tabaco es la principal causa de manchas por la acción del alquitrán. Sustancias como las bebidas gaseosas, el té, el café o el vino tinto afectan a la coloración de los dientes y generan manchas. 

 

 

¿Hay alimentos que blanquean los dientes?.

Mitos.

   Comer una manzana, una zanahoria o un apio a mordiscos es bueno para limpiar y pulir dientes y encías.

   Las fresas contienen una enzima que se encuentra en la mayoría de las pastas dentífricas blanqueadoras, el ácido málico. Conviene comerlas a mordiscos para que se froten con nuestros dientes.

   Las fresas, por su color y por ser ácidas, podrían producir más tinción que blanquear los dientes, aunque contienen muchas otras propiedades nutritivas.

   No se recomiendan algunas prácticas frecuentes, como frotar los dientes con jugo de limón y de pomelo.

   Hay preparados caseros que incluyen bicarbonato,  los más arriesgados combinan con ceniza, o el uso de salvia o de un cóctel de especias (menta, clavo de olor, canela) con jerez para lavarse los dientes, aunque algunas de estas sustancias son beneficiosas, mezclarlas con jerez u otros productos abrasivos (con bajo pH) como enjuagues bucales las convierte en un producto corrosivo para la superficie dentaria.

   Las infusiones con hojas de salvia como enjuague bucal no eliminan las manchas dentales.

   Otras recetas caceras utilizan bicarbonato para preparar una crema con agua y jugo de limón. Esta preparación tiene un efecto nocivo en los dientes tanto por el ácido que desmineraliza el esmalte y favorece la aparición de la carie dental como por el bicarbonato, que al romper la estructura del esmalte aumenta la sensibilidad.

 

   Cepillarse inmediatamente después de ingerir alimentos ácidos.

   Las cerdas del cepillo van arrastrando los cristales minerales y esto va provocando una pérdida de la estructura dentaria.

   Se sugiere llevar una alimentación variada y completa. Evitar el picoteo, comer una fruta o una hortaliza a mordiscos de vez en cuando y evitar hábitos perjudiciales, como el tabaco o el café en exceso, favorecerá una dentadura sana y con buen aspecto.

   Es aconsejable evitar bebidas y alimentos ácidos durante el día, limitar su consumo a las comidas principales .

   Evitar las pastas con sustancias pulidoras, como óxido de aluminio, bicarbonato de sodio o carbonato de calcio, entre otros.

   Ante cualquier duda consulte a un especialista.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

 

Compartir Publicación: