Remedios para dolores musculares.

   Remedios para dolores musculares, con la aplicación local de calor o frío. 

    Remedios para dolores musculares: A veces nos preguntamos, ¿que será mejor, ponerme calor o ponerme frío?. Me vendrá bien la manta eléctrica?. Cuando pensamos en la aplicación de calor (termoterapia) o frío (crioterapia), hay que tener en cuenta que no es un tratamiento por sí solo, pero si que puede ser muy útil y un gran alivio en determinados momentos.

 

 

   Efectos de la aplicación de calor o termoterapia.

  • En que situaciones esta indicada la aplicación de calor:

   El calor se puede aplicar en situaciones de dolores musculares o contracturas y en procesos crónicos como la artrosis (si no hay inflamación en la zona). Las zonas suelen ser cuello, espalda y en otras lesiones musculares.       Podemos usar mantas eléctricas, apósitos calientes, bolsas de agua caliente incluso también nos sirve el agua caliente de la ducha o la bañera. Las aplicaciones de calor deben ser limitadas a 20-25 minutos seguidos, después deberíamos hacer un descanso y si luego se desea, aplicar-lo otra vez.

  • En que situaciones no esta indicada la aplicación de calor:

   Esta contraindicado en casos de inflamación aguda como en los esguinces, en cardiopatías o personas con alteración de la sensibilidad. Las personas que tengan flebitis, bursitis o artritis también deberían vigilar.

 

 

   Otro de las remedios para dolores musculares es:

   La aplicación de frío o crioterapia.

  • En que situaciones esta indicada la aplicación de frío.

   Con la aplicación de frío, ayudamos a calmar el dolor y a reducir la inflamación de la zona donde lo aplicamos. Lo podemos usar en lesiones dolorosas; como golpes, esguinces, pequeñas roturas fibrilares e incluso podemos aplicar frío después de realizar un ejercicio intenso. Podemos usar unas bolsas llamadas “cold-packs” que tienen un gel que se puede poner en el congelador y no llega a congelarse pero si queda muy frío. Permitiendo que se aplique en cualquier zona del cuerpo por su facilidad de modelarse. Las aplicaciones deben limitarse a 5-10 minutos. Colocando un paño fino, o una toalla entre la bolsa de frío. Pero sin dejar de notar el frío y así evitar posibles quemaduras. después de ese tiempo hay que hacer un descanso.

   También te puede interesar: Tensión y dolor muscular, ¡Tienes problemas!.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

Compartir Publicación: