Quemar estas hojas pueden ser de gran ayuda, – El laurel.

    Efectos terapéuticos al quemar estas hojas.

   Quemar estas hojas, de laurel, puede ser de gran ayuda, los efectos terapéuticos de esta planta permiten relajar el cuerpo de manera eficaz, luchar contra la fatiga crónica y mejorar la calidad del descanso. El laurel es un arbusto de origen Mediterráneo. Sus hojas son utilizadas en la gastronomia, como hierba aromática para dar sabor a carnes, salsas, guisados, sopas, postres, etc.          

 

 

   Dentro de la medicina natural es apreciable por sus beneficios; se utilizan las hojas de laurel para mejorar condiciones estomacales: estimula el apetito, mejora la digestión, ayuda a expulsar el exceso de bilis y disminuye la producción de gases.

 

   El aceite de laurel.

   Se extrae de los frutos de la planta, es muy utilizado para combatir la pediculosis y mejorar los síntomas de inflamaciones osteoarticulares.

 

   Los beneficios de quemar estas hojas.

   Al quemar las hojas de laurel, los aceites que posee se liberan al aire y el aroma tiene un efecto relajante en nuestro organismo.

 

   Propiedades del laurel.

   Utilizarlo en comidas, rutinas de belleza, infusiones o quemar hojas de laurel fortalece el sistema inmunológico y combate el accionar de los radicales libres.

   Es rico en vitamina A, lo que ayuda a la salud cutánea, mejora la actividad cerebral, protege las membranas mucosas, ayuda a desintoxicar los pulmones y mejora la salud bucal.

 

 

   Sistema digestivo.

   Ayuda al sistema digestivo:

   Combate el reflujo, la acidez, acelera los procesos digestivos, estimula el apetito, alivia calambres o espasmos estomacales, calma náuseas y vómitos. También, evita la distensión abdominal.

 

   Aceite de laurel.

   El aceite de laurel se utiliza para el tratamiento de la artritis, dolor muscular, y también, combatir la bronquitis y el asma.

 

   ¿Cómo quemar hojas de laurel ?

   Si desea quemar hojas de laurel para relajar el cuerpo, lograr un sueño de calidad y liberarte del estrés. Esto es lo que debes hacer:

    En el centro de la habitación, coloque un recipiente donde pueda quemar. Así mismo, procure alejarlo de cualquier material inflamable.

   Poner una hoja sobre el recipiente y quemarla.

   Salga de la habitación y regrese 10 minutos después. El humo se habrá disipersado pero los componentes volátiles seguirán en el aire.

    Finalmente, pongase  a meditar, dormir, realizar algunos ejercicios de estiramiento, practicar yoga, etc. Incluso puede hacer esto en el cuarto de baño y luego tomar un baño de inmersión.     

 

   Ante cualquier duda consulte a su medico.

 

 

Compartir Publicación: