La turmalina, un mineral para la salud, ¿lo sabias?.

   Como funciona y los beneficios de la turmalina en nuestro cuerpo.

   La turmalina es un mineral natural. Tiene propiedades piezoeléctricas, en caso de calentarse o tratamiento mecánico en la red cristalina, ocurren unos procesos que permiten que el cristal genere una corriente débil.

 

 

   Como funciona en las personas.

   En el cuerpo de cada persona, si la relación de cargas positivas y negativas es correcta, se genera una corriente baja. Los cristales de turmalina a su vez, producen electricidad con la misma fuerza. Esto hace que sea posible restaurar el equilibrio de energía en el cuerpo y estimular la circulación de la sangre.

 

   Como actúa.

   La turmalina es un cristal natural único. Emite a la vez calor infrarrojo, iones negativos, genera un campo magnético vórtice, activa las células y equilibra la bio electricidad en el organismo. Gracias a la  turmalina se logran muy buenos resultados de curación,  que no se pueden lograr con ningún otro mineral conocido por el hombre.

   Con las propiedades básicas bioquímicas y biofísicas, la turmalina tiene un gran efecto en la defensa del cuerpo contra las radiaciones electromagnéticas perjudiciales del medio ambiente. Su interacción con la sangre y los procesos energéticos en el cuerpo  ayuda a relajar los músculos lisos de los órganos internos, se activan los meridianos de energía, mejora la elasticidad de los vasos sanguíneos, la circulación de la sangre y la linfa. Aumenta el contenido de oxígeno en la sangre, se activa la energía celular, se relaja el sistema nervioso y mejoran las funciones inmunes celulares.

 

 

   Sus efectos sobre el cuerpo.

   La turmalina es el único mineral conocido que lleva una carga eléctrica constante y por eso es llamado el imán de cristal. Cuando se calienta, la turmalina crea un campo magnético débil y emite iones negativos que actúan sobre:

  • Mejoran el metabolismo celular y el metabolismo general.
  • Aumenta el flujo sanguíneo.
  • Restauran el sistema linfático.
  • Restablecen los sistemas endocrino y hormonal.
  • Renueva la nutrición de órganos y tejidos.
  • Fortalece la inmunidad.
  • Equilibra el sistema nervioso autónomo (vegetativo) (sistema de excitación y depresión de la mente).
  • Mejoran el sueño.
  • Recuperan el sistema nervioso después del estrés.
  • Mejorar la función sexual.

   Debido a las fuertes propiedades piro y piezoeléctricas de la turmalina, se neutralizan las energías negativas y aumenta la energía mental del ser humano.

   Tienen también, las ondas infrarrojas que emite la turmalina en el espectro IR lejano. Cuando las ondas infrarrojas penetran en la piel, se ponen en contacto con moléculas de agua. Como resultado de la resonancia que surge las  vibraciones moleculares aumentan, provocando un efecto térmico y un pequeño aumento de la temperatura en los tejidos. Esto mejora la elasticidad de los vasos sanguíneos. Debido a la alta micro y macrocirculación de la sangre se asegura un mejor rendimiento de los tejidos y órganos en el cuerpo. Así mismo, las toxinas se eliminan más fácilmente y se restaura el óptimo nivel de rendimiento de las células.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

Compartir Publicación: