Dificultad para dormir. Te aconsejamos esto…

  Dificultad para dormir, consejos útiles.

  Dificultad para dormir, si la tienes y no tienes un trastorno medico, estos consejos te pueden servir, pruebalos.

 

 

 

 

   Os recuerdo que los siguientes consejos, están dirigidos a personas que no presentan trastornos médicos.

   Ser regular con los horarios.

   Mantener un horario regular para acostarse y despertarse, también  los fines de semana. 
   Establecer una rutina regular, relajante a la hora de acostarse como sumergirse en una bañera o ducha caliente y luego leer un libro o escuchar música tranquilizadora.

   Una rutina relajante, justo antes de acostarse, ayuda a separar su horario del sueño de las actividades que le causan excitación, estrés o ansiedad, las cuales le traerían dificultades para quedarse dormido, mantener un sueño profundo o permanecer despierto. 

   Evitar las actividades estimulantes antes de acostarse como trabajar, realizar trámites bancarios on line, participar en juegos competitivos o resolver conflictos familiares. 

   Si no se puede evitar la tensión y el estrés, es útil aprender técnicas de relajación con un profesional entrenado para tal fin. 

 

   Crear entornos.

   Crear un entorno propicio para el sueño: oscuro, cómodo y fresco.

   Controlar que su cuarto esté libre de ruidos u otras distracciones. Incluyendo los trastornos del sueño que pudiera tener un compañero de cama, como ronquidos, exceso de luz y un ambiente muy seco o caliente. 

   Considerar el empleo de cortinas que impidan el paso de la luz, antifaces, tapones para oídos, humidificadores, ventiladores y otros dispositivos.

   Dormir sobre un colchón y una almohada confortable
    Sobre todo, asegúrese de que su colchón sea confortable. 

   Propiciar que el cuarto sea atractivo y que invite a descansar, pero que también esté libre de alergénicos,  sustancias que desencadenan reacciones alérgicas.

 

   Ten en cuenta tu dormitorio.

   Utilizar el dormitorio sólo para dormir y mantener relaciones sexuales.

   Así mismo, es conveniente quitar del lugar de descanso el material de trabajo, la computadora y el televisor. 
    También, utilizar la cama sólo para dormir y mantener relaciones sexuales.  Para así reforzar la asociación entre la cama y el dormir.

 

   Con la comida.

   Terminar de comer por lo menos 2-3 horas antes de su horario habitual de acostarse.

   Evitar una comida pesada muy cerca del horario de acostarse. También, los alimentos muy condimentados pueden causar acidez, lo que le ocasionará dificultad para dormir e incomodidad durante la noche, a la rutina del dormir.

 

   Con el ejercicio.

   La práctica de ejercicios justo antes de dormir produce en ocasiones dificultad para dormir.

   Finalizar el ejercicio por lo menos 3 horas antes de acostarse. 

   Evitar el consumo de cafeína, dentro de las 6-8 horas antes de ir a dormir puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.

 

   Con el tabaco y el alcohol.

   Evitar la nicotina, cigarrillos, productos con tabaco.

   Utilizados cerca del horario de acostarse puede ocasionarle un sueño deficiente.

   Evite la ingesta de alcohol cerca del horario de acostarse.

   El alcohol interrumpe el sueño, causando despertares nocturnos. El consumo de alcohol ocasiona noches de sueño no reparador.

   Si los problemas persisten, se sugiere realizar una consulta al médico  o un especialista en sueño.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

Compartir Publicación: