Beso, una terapia de lo mas dulce,¡lo sabias!.

  La terapia de El beso.

   Estos ayudan a calmar los síntomas depresivos, animan a la liberación de las hormonas del bienestar, y favorecen la salud física y psicológica. El beso, no es un  medicamento nuevo o tónico prodigioso, sino un remedio natural muy placentero y más al alcance de la mano, o mejor de la boca. 

 

 

     Además, algunos expertos están de acuerdo, en que los besos pueden transmitir las bacterias de las caries que suelen multiplicarse en la placa dental de las personas, y son uno de los motivos de contagio de la mononucleosis infecciosa,  popularmente conocida como “la enfermedad del beso”.

   La mayoría de las veces los besos no son tan peligrosos ni perjudiciales. Son beneficiosos para la pareja, donde son una de las partes clave en una relación sexual y tan importante que puede decidir el futuro del acto amoroso.

 

   Los Mimos sensuales y sanos.

      Es fácil que las parejas se olviden de besarse, pero es una manera de compartir intimidad. Se insiste mucho en mantener buenas relaciones sexuales. Mucha gente olvida, que un simple beso es una manera sencilla de mantener el contacto.

   El beso contribuye al bienestar y placer como el buen sexo, pudiendo gozar de el, sea en la intimidad o en público.

   Además, los besos renuevan la salud de muchas maneras, según las investigaciones.

   Cuando nos besamos, miles de bacterias pasan de una boca a otra, la mayoría son inocuas. Son combatidas por la saliva, que tiene sustancias desinfectantes.

   Además de ejercitar músculos faciales, besarse con asiduidad activa la circulación sanguínea. Estudios sugieren que ayuda a las personas a vivir más años y enfermar menos.

 

 

   Los beneficios para las hormonas.

   Este efecto se debe a que el beso estimula la secreción de distintos compuestos hormonales que produce nuestro organismo y que trabajan como analgésicos, además de fortalecer las defensas inmunológicas.

    Los besos crean una sensación de bienestar, al estimular la parte del cerebro que libera al torrente sanguíneo la oxitocina; una hormona que influye en funciones, como el enamoramiento, el orgasmo, el parto y a la lactancia, y que está asociada a la afectividad, la ternura y el contacto físico con los demás.

 

   Un beso apasionado, que puede dar.

   Los besos apasionados estimulan la liberación de otra hormona, la adrenalina. Esta contribuye a avivar un estado de alerta y gran energía física y mental; al hacer que aumente el ritmo cardíaco, la tensión arterial y el nivel de glucosa.

   También anima la liberación de endorfinas, que provocan una sensación de placer, actuando como antidepresivo y la consternación.

     Los besos que ayudan más a la salud y contra las tristezas, son aquellos llenos de pasión o emoción. Cuánto más apasionados sean los besos,  más hormonas se liberan, y mayores son los beneficios para la salud.

 

 

Compartir Publicación: