Aftas y Llagas Bucales, ¡evitalas!.

   Aftas y Llagas Bucales.

   Las aftas bucales son una clase de ampollas de centro amarillo o blanco y que tiene todo su alrededor de color rojo, estas ampollas suelen salir en la superficie interna de los labios, llegan medir desde 3 a 5 milímetros.

 

 

   Algunas de sus causas de son:

   Cepillarse con mucha agresividad, morderse la parte interna del labio, por mucho estrés y por algunas bacterias.

   Las aftas bucales y las llagas labiales no son lo mismo, las llagas labiales se caracteriza por la aparición de varias llagas que a su vez forman una gran llaga. Este tipo de enfermedad puede ser contagiosa por lo que lo mas recomendable es visitar un medico.

 

   Remedios caseros.

   Para las aftas bucales, enjuague bucal.

 

   Ingredientes:

   Sal, Bicarbonato de Sodio y Agua Oxigenada.

 

   Preparación:

   Usar una vaso de agua oxigenada, se le agrega una cucharada de sal y otra de bicarbonato de sodio y listo.

 

   La Sábila o Áloe Vera.

   El cristal que se extrae de las pencas de la sabila se licua con un poco de agua y este batido se usa como un enjuague bucal.

 

   La salvia.

   Es una planta muy buena para tratar las enfermedades bucales, la infusión de las hojas de esta planta en combinación con las ramas de romero es un enjuague excelente para eliminar las llagas y aftas en la boca. El enjuague debe realizarse por lo menos dos veces al día.

 

   Ajo y Sal.

   El ajo es conocido por sus maravillosas propiedades medicinales. Para aliviar dolores de muela, así mismo, éstas mismas propiedades son muy buenas para curar las aftas bucales.

 

   Preparación:

   Machacar dos dientes de ajo y agregarle una cucharada de sal, esto lo colocamos en las aftas por unos 5 minutos y luego enjuagar la boca.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

 

Compartir Publicación: