Algunas grasas sí son buenas, pero no hay que abusar.

   No hay que abusar nunca de las grasas, ni de las buenas ni de las malas, porque los dos grupos son igual de calóricos, pero en el caso de algunas grasas buenas, pueden ayudarte a limpiar las arterias incluso las del cerebro.

   Algunas grasas son necesarias para nosotros porque desempeñan funciones metabólicas vitales.

 

 

     La grasa, es la sustancia alimenticia que tiene mayor capacidad energética, por eso cuando hacemos dieta tendemos a reducir su ingesta. Sin embargo, ademas de un aporte energético:

  • Forman parte de las membranas de las células.
  • Proporcionan ácidos grasos esenciales.
  • Transportan vitaminas liposolubles A, D, E y K.
  • Protegen del frío.
  • Potencian el sabor de los alimentos.

 

   ¿Qué cantidad es la idónea?.

   Tomar grasas, tiene puntos positivos y no podemos abusar de ellas, se recomienda en la dietaque no supere el 30% de la energía total.

   Hay que repartir el consumo de grasas entre los diferentes tipos:

  • Saturadas: debe ser menor al 10%
  • Poliinsaturadas: debe ser menor al 10%, como en el caso de las saturadas.
  • Monoinsaturadas: puede llegar al 15% (sería el caso del aceite de oliva).

 

   Ácidos grasos esenciales, nutren nuestras neuronas.

   Son aquellos que el organismo no puede fabricar, por lo tanto debemos aportarlo nosotros con nuestra dieta. Ademas, algunas grasas este tipo, forman parte de las membranas celulares y resultan necesarias para el crecimiento y la reparación de las células. También son responsables de regular la presión arterial, la respuesta inflamatoria o incluso la coagulación sanguínea.

   Para poder aportar este tipo de grasa, podemos comer más pescado, ya que han demostrado que los ácidos poliinsaturados omega 3 del pescado y del marisco son cardiosaludables, por lo tanto nos ayudan a disminuir los niveles de colesterol LDL o colesterol malo, también a que no se formen coágulos de sangre y tienen acción vasodilatadora.

   Este tipo de grasa, actúa en la prevención de enfermedades como la obesidad y la diabetes, incluso en algún tipo de cáncer.

 

 

   Las nueces, muy beneficiosas.

   Un claro ejemplo de un alimento muy beneficioso que nos aporta grasa, son las nueces. Nos proporcionan antioxidantes, vitamina E y polifenoles, además de ácido alfa-linolénico, del tipo omega 3.

   Las nueces, tienen un efecto antiinflamatorio y protegen las células cerebrales. Si consumimos entre cuatro y siete nueces al día mejorará notablemente nuestra memoria.

 

   Si tomamos aceite, que sea oliva virgen.

   El aceite de oliva virgen, nos aporta grasas omega 9 monoinsaturadas. Además contiene vitamina E y componentes antioxidantes.

   Disminuye el riesgo cardiovascular, favorece la longevidad, retrasa la aparición de problemas cognitivos, previene el desarrollo de ciertos tumores y mejora el control de la diabetes. También reduce la acidez gástrica, es un laxante muy eficaz y estimula la absorción de minerales.

   Ante cualquier duda consulte a su médico.

   Si te ha gustado, y quieres saber más, pincha aquí.

 

Compartir Publicación: